sábado, 19 de diciembre de 2015

Estudios: La Veneración de Santos e Imágenes

EL USO DE IMÁGENES Y ESTATUAS EN EL CULTO CRISTIANO

La única cosa la mayoría de los realizadores de televisión saben acerca del cristianismo es que las Iglesias y las velas van de la mano. Un reciente adaptación de la novela de Joanna Trollop "El Coro" mostró una catedral con los bancos de brillantes velas colocadas contra pilares sin motivo aparente - excepto que se veía bien en cámara. 

Si usted visita la catedral de York se encuentra a sólo un soporte de velas encendidas tales. En una mesa cercana, habrá un aviso a decir que era una buena idea para encender una vela y rezar. En estos días el uso de velas se ha vuelto muy popular, no sólo como un símbolo de la oración, pero con motivo de diversos tipos de aspiraciones - para la libertad de los rehenes, o hacer hincapié en todo tipo de cuestiones políticas y sociales. Luces de diversos tipos se utilizan en un número de religiones del mundo, y somos herederos de una cierta medida, de las antiguas costumbres judías. ¿Hay, entonces, un uso cristiano específico de las velas y las lámparas?


LA LUZ DE CRISTO 


Más allá de la necesidad práctica obvia para dar luz en los edificios oscuros, hay dos usos que tienen significado cristiano especial. El primero es el uso simbólico, que representa a Cristo como la Luz del mundo. El regalo de una vela encendida en el Bautismo, la bendición de las velas en Candlemass y las ceremonias del Fuego Nuevo y de la vela de Pascua, son ejemplos de este uso de las luces.

LUCES DE HONOR

El segundo uso es el de las velas y lámparas en los santuarios de las iglesias y los que se colocan delante de las estatuas e imágenes pictóricas (iconos). Se cree que esta costumbre se originó en la antigua forma romana de honrar a sus magistrados principales, los cónsules, llevando velas o antorchas encendidas delante de ellos en público. Esta costumbre honorífico fue adoptado por los emperadores romanos, y luego pasó por encima en las ceremonias de la Iglesia. Las velas que ahora se interponen en nuestros altares son versiones permanentes de las velas llevadas en procesión al comienzo de la Misa y en plena ceremonia, la lectura solemne del Evangelio sigue siendo atendidos por las luces portátiles. Este segundo uso está destinado a marcar con objetos y acciones de carácter sagrado especial de honor - por esta razón mantenemos una luz ardiente permanente ante el Santísimo Sacramento cuando está reservado.
LUCES ante las imágenes 

La misma idea de honor el pago se adjunta a la iluminación de las velas o lámparas ante las imágenes que representan a Nuestro Señor ya su Santa Madre, y de los santos. Tales actos tienen un significado especial y la historia unida a ellos.
LA AMENAZA PARA EL EVANGELIO 

Nosotros sólo estamos demasiado familiarizados con el hecho infeliz que la mayoría de las iglesias se están deslizando hacia la laicidad. La fe en Cristo vivo se convierte en una mera filosofía. El gozo del Espíritu Santo se sustituye por el embotamiento de moralismo humanista. Esta no es la primera vez que el Evangelio ha sido amenazado de esta manera, aunque, en nuestros días, es posible que se han adoptado para longitudes mayores que antes.
EL ATAQUE A LAS IMÁGENES

La amenaza apareció con claridad por primera vez hace unos 1.200 años y la distancia en el tiempo no hace ninguna diferencia para el efecto. Un emperador bizantino León III, desató un ataque contra el uso de las imágenes en el culto de la Iglesia. León III y sus seguidores acusaron a los cristianos ortodoxos de idolatría, y exigió que, en obediencia a la segunda de los Diez Mandamientos, el uso de las imágenes debe cesar. Muchas personas estuvieron de acuerdo con León III - su mensaje parecía sencillo, honesto y piadoso también. Era cierto que había personas que actuaron como si las imágenes tuvieran algún poder sobrenatural de su cuenta. Los partidarios del movimiento de Leo llegaron a ser conocidos como "Los Destructores de las imágenes (iconos)" o "iconoclastas. Pocos se dieron cuenta que la iconoclasia en realidad era un ataque a la fe verdadera. Por un lado se puso el reloj al Antiguo Testamento - hacer del cristianismo una religión de reglas y no de la salvación por la gracia. Una vez más, hizo del cristianismo a ser una cosa con frialdad intelectual o una mera cuestión de respuesta emocional.
HONOR NO CULTO 


Aquellos que deseaban honrar las imágenes sabían que tenían siglos de tradición cristiana para apoyarlos. Sabían también que el honor que pagaron a los iconos era muy diferente de su adoración de la Santísima Trinidad (incluso tenían palabras distintas para asegurarse de que no había confusión). Hubo, sin embargo, necesitan a alguien para señalar a los creyentes ortodoxos el significado más profundo de honrar a los iconos. El hombre que hizo esto fue un monje cristiano que tuvo en un tiempo fue un alto cargo gubernamental que representa a los súbditos cristianos del califa de Damasco.
San Juan de Damasco:

San Juan Damasceno señaló que la Encarnación del Hijo de Dios como Jesús de Nazaret cambió completamente nuestra comprensión de la relación de Dios con su creación y del Segundo Mandamiento contra la idolatría. "En los primeros tiempos", escribió, "Dios, que es sin forma ni cuerpo, nunca podría ser representado. Pero ahora, cuando se ve a Dios en la carne, conversando con los hombres, yo hago una imagen del Dios que veo. Yo no adoro importa: Adoro el Creador de la materia que se hizo asunto por mi causa. ¿Quién quiso tomar su morada en la materia: ¿Quién salió mi salvación a través de la materia. Nunca yo dejar de honrar a la materia que obró mi salvación.Honro, pero no como Dios. Debido a este saludo a toda la materia restante con reverencia, porque Dios ha llenado de gracia y poder. "San Juan pudo ver que el ataque a las imágenes oculta una negación de la realidad de la Encarnación de Cristo y un rechazo de la sacramental forma en que la nueva vida en Cristo es recibida por nosotros. En el Séptimo Concilio Ecuménico, que restauró el lugar de las imágenes de la vida de la Iglesia, un obispo alto exclamó de iconoclasia, "Esta es la peor de las herejías, ya que los incluye todas."

EL RENACIMIENTO DE ICONOCLASIA

La convocatoria del Séptimo Concilio Ecuménico resultó ser un punto de inflexión en la lucha contra la iconoclasia - una batalla que, sin embargo, todavía tenía muchos años para correr. En la Baja Edad Media, cuando el verdadero significado y el uso de las imágenes tendían a ser oscurecida por la superstición, hubo un resurgimiento de la iconoclasia y esta actitud se convirtió en parte del programa de Reforma. En consecuencia, los formularios anteriores de post-Reforma anglicanismo son definitivamente iconoclasta en carácter y es por eso que el anglicanismo nunca ha aceptado oficialmente las decisiones de la Séptima.

ICONOCLASIA MODERNA 

La influencia moderna de iconoclasia no es para ser visto en los edificios de la iglesia con paredes lisas y vidrio claro, pero en una reducción de la Fe a principios "racionales", el énfasis en cuestiones seculares a expensas de la necesidad espiritual. La iluminación de una vela en una catedral se convierte en una expresión de la necesidad humana de orar, no un reconocimiento del Cristo a quien oramos. Es refrescante para visitar una hermosa iglesia y ver las velas se encienden delante de una estatua de Nuestra Señora. Aquí tenemos la oración correctamente dirigida y honrar debidamente otorgado. Su presencia es un cumplimiento práctico de los decretos del Concilio Séptimo cual el Anglo Católicos nunca ha dudado en aceptar.

UNA VENTANA EN EL CIELO 

Una imagen no es una invitación a la idolatría. Puede representar a Nuestro Señor o/a su Santa Madre. Puede representar la Virgen con el Niño Jesús, de nuevo, puede representar uno de los santos como San Esteban o San Lorenzo, una escena de las Escrituras, o un incidente en la vida posterior de la Iglesia. En todos los casos, la imagen es una ventana a la realidad del Reino de los Cielos, no un objeto de adoración en sí mismo. San Basilio el Grande dice que el honor tributado a la imagen pasa a la original. Así que cuando encendemos una vela delante de una imagen estamos honrando a Cristo mismo, recordando su Encarnación y de la forma en que, a través de su muerte y resurrección, Él vive, por el poder del Espíritu Santo, en la vida de sus santos. Nuestras oraciones por las zonas o los santos son oraciones a Cristo mismo y, en Cristo, a la Santísima Trinidad.

LA PLENITUD DEL EVANGELIO 


Cuando honramos las imágenes estamos honrando la plenitud de la fe evangélica. La proclamación de este Evangelio, de palabra y obra, es nuestra tarea como miembros del Cuerpo de Cristo. Es a la plenitud del Evangelio que, como miembros de la Iglesia en comunión con todos los creyentes católicos (Anglicanos, Ortodoxos y/o Romanos), tenemos un compromiso alegre - un compromiso que renovamos cada vez que se enciende una vela ante las imágenes sagradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recomendamos Leer en Familia La Sagrada Biblia en 12 Meses

Biblia de Jerusalén (Leer en Línea):



Antiguo Testamento



1

Génesis

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48 49 50

2

Exodo

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40

3

Levítico

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27

4

Números

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36

5

Deuteronomio

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34

6

Josue

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23

7

Jueces

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

8

Samuel 1º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

9

Samuel 2º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24

10

Reyes 1º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22

11

Reyes 2º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25

12

Crónicas 1º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29

13

Crónicas 2º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36

14

Esdras

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10

15

Nehemías

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13

16

Macabeos 1º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

17

Macabeos 2º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15

18

Isaías

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63

64 65 66

19

Jeremías

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48 49 50 51 52

20

Ezequiel

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48

21

Oseas

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

22

Joel

01 02 03 04

23

Amós

01 02 03 04 05 06 07 08 09

24

Abdías

01

25

Jonás

01 02 03 04

26

Miqueas

01 02 03 04 05 06 07

27

Nahúm

01 02 03

28

Habacuc

01 02 03

29

Sofonías

01 02 03

30

Ageo

01 02

31

Zacarías

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

32

Malaquías

01 02 03

33

Daniel

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

34

Job

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

35

Proverbios

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

36

Eclesiastés

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12

37

Cantar de los Cantares

01 02 03 04 05 06 07 08

38

Rut

01 02 03 04

39

Lamentaciones

01 02 03 04 05

40

Ester

01 02 03 04 05 06 07 08 09

41

Tobías

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14

42

Judit

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

43

Baruc

01 02 03 04 05 06

44

Sabiduria

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

45

Eclesiástico-Sirácides

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48 49 50 51

46

Salmos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42

43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63

64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84

85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104

105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120

121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136

137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150



Nuevo Testamento

47

Evangelio de Mateo

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28

48

Evangelio de Marcos

01 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

49

Evangelio de Lucas

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24

50

Evangelio de Juan

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

51

Hechos de los Apóstoles

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22 23 24 25 26 27 28

52

Romanos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

53

Corintios 1º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

54

Corintios 2º

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13

55

Gálatas

01 02 03 04 05 06

56

Efesios

01 02 03 04 05 06

57

Filipenses

01 02 03 04

58

Colosenses

01 02 03 04

59

Filemón

01

60

Tesalonicenses 1º

01 02 03 04 05

61

Tesalonicenses 2º

01 02 03

62

Timoteo 1º

01 02 03 04 05 06

63

Timoteo 2º

01 02 03 04

64

Tito

01 02 03

65

Hebreos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13

66

Santiago

01 02 03 04 05

67

Pedro 1º

01 02 03 04 05

68

Pedro 2º

01 02 03

69

Juan 1º

01 02 03 04 05

70

Juan 2º

01

71

Juan 3º

01

72

Judas

01

73

Apocalipsis

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

22



Biblia Latinoamericana (Leer en Línea):



Antiguo Testamento:




1.Génesis 2.Éxodo 3.Levítico 4.Números 5.Deuteronomio 6.Josué 7.Jueces 8.Rut 9.Samuel I 10.Samuel II 11.Reyes I 12.Reyes II 13.Crónicas I 14.Crónicas II 15.Esdras 16.Nehemías 17.Tobías 18.Judit 19.Ester 20.Macabeos I 21.Macabeos II 22.Job 23.Los Salmos 24.Proverbios 25.Eclesiastés 26.Cantar de los Cantares 27.Sabiduría 28.Eclesiástico 29.Isaías 30.Jeremías 31.Lamentaciones 32.Baruc 33.Ezequiel 34.Daniel 35.Oseas 36.Joel 37.Amós 38.Abdías 39.Jonás 40.Miqueas 41.Nahúm 42.Habacuc 43.Sofonías 44.Ageo 45.Zacarías 46.Malaquías



Nuevo Testamento:




47.Mateo 48.San Marcos 49.Lucas 50.Juan 51.Hechos 52.Romanos 53.Corintios I 54.Corintios II 55.Gálatas 56.Efesios 57.Filipenses 58.Colosenses 59.Tesalonicenses I 60.Tesalonicenses II 61.Timoteo I 62.Timoteo II 63.Tito 64.Filemón 65.Hebreos 66.Santiago 67.Pedro I 68.Pedro II 69.Juan I 70.Juan II 71.Juan III 72.Judas 73.Apocalipsis

Religious Persecution

Spanish Word A Day

New Age Calendar

Wikipedia

Resultados de la búsqueda